Skip to content

La Fulana Teatro, compañía responsable de Santiago Off actualmente es residente del Centro Cultural Estación Mapocho. 

La relación de nuestra organización con El Centro Cultural Estación Mapocho comienza el año 2011 con una residencia en la Sala Tennyson Ferrada que se extendió hasta 2013. Tres años que fueron fundamentales en la actividad de nuestra organización, pues cimentaron nuestra área de fortalecimiento, con la creación de la primera versión del Festival Santiago Off y la primera versión del ciclo de dramaturgia La Rebelión de las Voces, además de vincularnos a una serie de agentes del mundo cultural, comprendiendo que el trabajo asociativo era tremendamente poderoso y que la Estación Mapocho era el mejor escenario para experimentarlo. 

En 2021 volvemos a la estación, esta vez como residentes de la Sala Isidora Aguirre y la cúpula Sur, en donde tendremos la oportunidad de implementar nuestro plan de gestión 2021- 2022, utilizando el espacio como un centro de operaciones de nuestros distintos proyectos y programas, una sala de exhibición para el ciclo la rebelión de las voces, el festival Santiago Off y las actividades de reactivación de públicos que proponemos en nuestro plan. 

La Sala Isidora Aguirre, está ubicada en el tercer nivel sur poniente, tiene una capacidad para 60 espectadores sentados y cuenta con graderías, piso de madera, iluminación, equipos de climatización y acondicionamiento para aislar el ruido exterior. La cúpula sur, espacio que se conecta de manera interna con la Sala Isidora Aguirre, cuenta con un hall de entrada, dos baños, bodega, y luego la cúpula en sí, que es un luminoso espacio redondo, con ventilación natural. 

Destinado a la difusión cultural del país, el Centro Cultural Estación Mapocho históricamente ha acogido más de 800 mil visitas por año en las más diversas actividades, expresiones artísticas y culturales. Su historia y ubicación privilegiadas, convierten a la ex estación de trenes en un referente cultural para visitantes chilenos y extranjeros. Previo a la pandemia, este espacio ciudadano abría sus puertas a una gran diversidad de público y transeúntes, de lunes a domingo, con entrada liberada, hecho que lo transformaba en un punto de encuentro de la Región Metropolitana. 

Creemos que en el proceso de reactivación cultural post pandemia el trabajo colaborativo entre el mundo público y privado es fundamental. Estación Mapocho cuenta con características propicias para ello, su infraestructura, su ubicación, su cercanía con diversos espacios culturales como Balmaceda Arte Joven y Universidades, lo hacen un lugar idóneo para volver a levantar espacios de encuentro, abrir los canales de reflexión sobre el futuro de las artes escénicas, el intercambio de saberes y la participación. Apoyamos el fortalecimiento de espacios participativos como lo es Estación Mapocho, compartiendo con el centro cultural la misión de acercar la cultura a una gran diversidad de público, poniendo en valor la equidad y el pluralismo de las manifestaciones artísticas y ciudadanas.